La maldita perfección

Por: Mar La Grande

Pienso que uno de mis grandes defectos es…
¡Correcto!
La perfección. 

¿Será que por eso,  esta palabra está en el título?

Hoy iba a cometer el mismo error, porque eso es. Iba a posponer esta nota hasta tener bien mis categorías del blog. Y con hartos ovarios decidí ponerme a escribir , así que ya después veremos el impacto de esta nota.

Porque no estaba dentro de mi plan, escribir al respecto, pero mi corazón y mi alma me gritan hacerlo.

La perfección me ha invitado a posponer y esto me ha hecho una “emprendedora de closet”, término que lo leí en el libro  Fric Martínez, si no saben nada de él, los invito a investigar.

Siempre me digo:
– Mi misma, aún no está decente el proyecto para presentarlo, falta esto, aquello, etc.

Pero qué, estará listo ya que mi cabello se pinte de blanco y tenga mil arruegas. Así que “ingue su” no sé que significa, pero como dice la juventud suena “cool”, si realmente deseo ostentar el título de emprendedora debo aventarme a la aventura de lo desconocido, de lo incierto, del miedo a ser destrozada, pero seguro viviré una vida que pocos se dan la oportunidad de vivir.

El querer mostrar algo perfecto me esta haciendo perder mucho dinero.
Así que desde hoy me he comprometido conmigo a postear más seguido, por ejemplo.

Deja un comentario